Adif someterá a prueba los 90 kilómetros de la línea entre Carmonita y Badajoz el 23 de agosto.

Adif someterá a prueba los 90 kilómetros de la línea entre Carmonita y Badajoz el 23 de agosto.

MÉRIDA, 8 Ago.

Adif AV da un nuevo paso en la electrificación de la conexión ferroviaria en alta velocidad a Extremadura con la puesta en tensión el próximo 23 de agosto, a las 23,59 horas, de la catenaria entre Peñas Blancas y Frontera Portuguesa.

Con esta operación, se energiza el tramo de 90 kilómetros comprendido entre la subestación de Carmonita (Badajoz) y la salida de la estación de Badajoz, incluyendo las estaciones de Aljucén, Mérida y Badajoz, y comprueba todos los elementos que conforman la catenaria, así como las instalaciones de señalización y comunicación, informa el administrador ferroviario en nota de prensa.

Esta actuación completa la realizada el 19 de mayo, cuando se puso en tensión el tramo de 112 kilómetros entre la salida de la estación de Plasencia y Peñas Blancas.

Por su parte, la puesta en tensión de la línea hasta la estación de Plasencia, con un recorrido de 11 kilómetros, se ultima, a falta de tender un cantón por la afección de una línea de alta tensión, y en Cáceres concluyen los trabajos de electrificación de las vías 3 y 5, señalan desde Adif.

Asimismo, ha adjudicado el contrato de mantenimiento y conservación de los sistemas de energía del tramo Plasencia-Badajoz, con un total de 355 kilómetros de vías electrificadas, por 6,8 millones de euros.

El administrador mantiene otras actuaciones para completar el eje de alta velocidad en la región en diferentes ámbitos. Así, se realiza el montaje de vía en el baipás de Mérida y la excavación del túnel de la Dehesa del Terzuelo, de 1,5 kilómetros, donde ha alcanzado los 250 metros.

Este túnel es uno de los de mayor longitud del trayecto Talayuela-Plasencia -con todos los tramos en ejecución o finalizados- y una de sus estructuras "más singulares".

Avanza también otra de las estructuras más relevantes situada en este trayecto, como es el viaducto de Arroyo Grande (284 metros), en el que han finalizado los trabajos de cimentación y se aborda la ejecución de los alzados.

Adif AV renueva asimismo las vías y amplía los andenes en diversas estaciones, como la de Badajoz, donde los trabajos encaran su última fase. Además, se encuentra en Estudio Informativo el tramo Madrid-Oropesa por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

La electrificación del tramo Plasencia-Badajoz se basa en un sistema en corriente alterna de 2x25 kV y 50 hercios de frecuencia. La alimentación de energía eléctrica a la línea se realiza mediante subestaciones de tracción, que transforman la tensión de 220 kV o 400 kV a los 2x25 kV que requiere la catenaria.

La electrificación de la línea contribuye, señala Adif, a una circulación "más segura y más sostenible", libre de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Este sistema de alimentación permite, además, una "mejor distribución de corrientes" y es el desplegado en las nuevas líneas de alta velocidad de España. El sistema permite ampliar la distancia entre subestaciones de tracción, situándolas a unos 60-65 kilómetros, con el consiguiente ahorro en instalaciones e impacto sobre el medio ambiente.

Esta actuación contribuye a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad; y está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Una manera de hacer Europa.

Tags

Categoría

Extremadura