24h Extremadura.

24h Extremadura.

Banda internacional estafa más de un millón de euros en Sevilla y Badajoz con falsos alquileres

Banda internacional estafa más de un millón de euros en Sevilla y Badajoz con falsos alquileres

En una operación conjunta, agentes de la Policía Nacional han logrado desarticular una red criminal internacional en las ciudades de Sevilla y Badajoz, la cual se sospecha habría estafado más de 1.000.000 de euros mediante la oferta de alquileres falsos. En total, han sido aprehendidas 41 personas y se han realizado registros en ambas ciudades, encontrando dinero en efectivo, dispositivos electrónicos e investigando más de 250 cuentas bancarias. La organización contaba con diferentes roles como recaudadores, captadores y "mulas", los cuales no solo defraudaban a particulares, sino también a empresas a través del método BEC (Business Email Compromise).

La investigación comenzó cuando se detectó un aumento en las estafas en línea tanto a individuos como a compañías, donde los estafadores utilizaban cuentas bancarias fraudulentas para recibir los pagos. Se descubrió que el dinero ingresado en dichas cuentas era rápidamente desviado o retirado en efectivo.

Además de las estafas a través del método BEC, se pudo determinar que la organización también engañaba a personas con anuncios de alquileres falsos. Cada miembro de la organización tenía un rol específico, desde la interceptación de comunicaciones hasta la recepción y desvío del dinero estafado.

Los receptores de los fondos eran reclutados por la organización y operaban las cuentas bancarias siguiendo las directrices de los líderes. Una vez obtenido el dinero en efectivo, era entregado a los captadores y luego a los recaudadores, quienes enviaban los fondos fuera de España mediante transferencias internacionales o servicios de envío de dinero. La operación culminó con la detención de 41 personas y la incautación de más de 1.195.308 euros.

Los principales líderes de la organización, dos hombres residentes en Sevilla y Badajoz, han sido arrestados y puestos en prisión, mientras que el resto de los implicados, ubicados en Sevilla, actuaban como "mulas informáticas". El método BEC es una variante de estafa que se aprovecha de correos electrónicos empresariales para obtener información confidencial y redirigir pagos de forma fraudulenta.