Camionero ebrio y su irresponsable comportamiento, fuertemente investigado tras exceder en 5 veces el límite de alcohol en la A-66, en Cáceres.

Camionero ebrio y su irresponsable comportamiento, fuertemente investigado tras exceder en 5 veces el límite de alcohol en la A-66, en Cáceres.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Subsector de Tráfico de Cáceres han logrado detener y llevar ante la justicia al conductor de un camión que fue detectado conduciendo bajo los efectos del alcohol, poniendo en peligro la seguridad vial.

Tras un juicio rápido el martes pasado, este conductor ha sido condenado a pagar una multa de 540 euros y se le ha retirado el permiso de conducir durante 20 meses y dos días.

Es importante destacar que este individuo ya había sido condenado en el pasado por cometer delitos similares contra la seguridad vial al conducir bajo los efectos del alcohol.

Los hechos ocurrieron el lunes pasado alrededor de las 20:00 horas, cuando una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Plasencia recibió un aviso de que varios usuarios habían alertado sobre la conducción anormal y negligente de un camión en la A-66, en dirección a Sevilla.

Los agentes se dirigieron al lugar indicado y encontraron el vehículo, el cual presentaba "evidentes signos de circular de forma irregular", según informa la Guardia Civil.

Los agentes detuvieron al conductor en la N-630 (kilómetro 564,000), en el municipio de Cáceres, y confirmaron que este hombre de 58 años, residente en Valladolid, presentaba síntomas evidentes de haber consumido alcohol.

Un equipo de Atestados del Destacamento de Tráfico de Plasencia le realizó las pruebas de alcoholemia correspondientes, las cuales dieron resultado positivo y revelaron que conducía con más de cinco veces la tasa máxima permitida para conductores profesionales, que es de 0,15 mg/l.

El camión fue inmovilizado y el conductor fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Posteriormente, fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Cáceres.

Después de un juicio rápido el martes pasado, fue condenado a pagar una multa de 540 euros y se le retiró el permiso de conducir durante 20 meses y dos días.

Cabe destacar que este individuo ya había sido condenado en el pasado por cometer diferentes delitos contra la seguridad vial al conducir bajo los efectos del alcohol.

La Guardia Civil recuerda que conducir un vehículo con tasas de alcohol superiores a las legalmente permitidas es un delito tipificado en el artículo 379.2 del Código Penal, que puede conllevar penas de prisión, multas y la privación del derecho a conducir por un período de tiempo determinado.

Además, la Guardia Civil enfatiza que el consumo de alcohol y otras drogas es incompatible con la conducción, ya que afecta negativamente las capacidades psicofísicas de los conductores, disminuye la atención, la percepción, la coordinación y los reflejos, aumenta el tiempo de reacción y provoca una falsa sensación de seguridad y control.

Estas conductas irresponsables representan un grave riesgo para la vida propia y de los demás usuarios de la vía, por lo que la Guardia Civil continuará intensificando los controles preventivos para detectar y sancionar a los conductores que circulen bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Tags

Categoría

Extremadura