24h Extremadura.

24h Extremadura.

Cinco acusados por construir ilegalmente en zona no urbanizable de San Pedro de Mérida.

Cinco acusados por construir ilegalmente en zona no urbanizable de San Pedro de Mérida.

En Badajoz, el día 31 de mayo, la Guardia Civil ha iniciado diligencias contra cinco personas como sospechosos de un delito relacionado con la Ordenación del Territorio y el Urbanismo. Se les acusa de llevar a cabo parcelaciones y construcciones no autorizadas en los extrarradios de San Pedro de Mérida.

La Operación 'Insidias II' se puso en marcha después de que el Seprona de la Guardia Civil de Mérida y Badajoz recibiera información sobre la existencia de edificaciones supuestamente ilegales en la zona.

Tras inspeccionar el área, se comprobó que se habían llevado a cabo una serie de trabajos ilegales, como la división de terrenos con vallas, la instalación de suministro de agua potable, y la construcción de un camino de acceso a las parcelas, así como edificaciones en terrenos no urbanizables.

Al investigar en el Ayuntamiento de San Pedro de Mérida y en la oficina de gestión urbanística, se confirmó que el terreno donde se habían hecho las construcciones estaba catalogado como suelo rústico no urbanizable.

De acuerdo con la Ley de Ordenación del Territorio y Urbanismo Sostenible de Extremadura, la parcelación en suelo rústico está prohibida, por lo que no se otorgarían licencias para ello.

Se identificó al promotor principal, un vecino de la localidad, que compró una gran parcela de olivos y la dividió en diez sub-parcelas para venderlas. Además, se construyeron cuatro edificaciones sin licencia en el terreno.

Tanto el promotor como otros propietarios fueron investigados por un presunto delito de Ordenación del Territorio y Urbanismo. La Guardia Civil destaca que podrían enfrentar la demolición de las obras sin perjuicio de indemnizaciones a terceros de buena fe.

Ante este caso, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil recomienda a la población informarse previamente sobre los planes urbanísticos de cada municipio y obtener las licencias correspondientes antes de realizar cualquier obra en terrenos rústicos.