24h Extremadura.

24h Extremadura.

Extremadura a la vanguardia en investigación sobre control de la diabetes tipo 1 con sistemas de asa cerrada.

Extremadura a la vanguardia en investigación sobre control de la diabetes tipo 1 con sistemas de asa cerrada.

MÉRIDA, 15 Nov.

Extremadura lidera una investigación pionera en el campo de la diabetes tipo 1. El estudio, coordinado por la profesora de la UEx Pilar Beato Víbora, evalúa sistemas de asa cerrada para el control glucémico en personas con esta enfermedad.

Este estudio es el primero en evaluar dos de los sistemas automáticos de administración de insulina más comunes en pacientes con diabetes tipo 1: el modelo Medtronic MiniMed 780G con SmartGuard y el Tandem Control-IQ.

Estos sistemas, también conocidos como sistemas avanzados de asa cerrada, integran componentes como una bomba de insulina, un monitor continuo de glucosa en tiempo real y un algoritmo de control.

Según la Sociedad Española de Diabetes, los resultados de la investigación demuestran que ambos sistemas mejoran el control glucémico y la satisfacción de las personas con diabetes tipo 1.

El estudio se ha realizado en 14 centros hospitalarios, bajo la coordinación de Pilar Beato y con la colaboración de la Sociedad Española de Diabetes.

La novedad de esta investigación radica en que es la primera vez que se evalúan simultáneamente dos sistemas avanzados de asas comerciales. Durante tres meses, 150 pacientes han participado en el seguimiento y evaluación de los dos sistemas.

"La idea de este estudio surgió para responder a una pregunta habitual de facultativos y pacientes sobre qué sistema es mejor. Ahora sabemos que ambos son igual de buenos", afirma la investigadora Pilar Beato.

El Hospital Universitario de Badajoz, que atiende a unas 1.000 personas con diabetes tipo 1, ha sido protagonista en esta investigación.

En el área de salud de Badajoz, un 40% de los pacientes con diabetes tipo 1, tanto niños como adultos, utilizan un sistema de asa cerrada, mientras que la media española es del 8%.

Según Pilar Beato, "en Extremadura somos pioneros porque hemos confiado en la tecnología desde el principio. Creemos en ella y hemos apostado por este sistema tecnológico en sus comienzos, gracias también al apoyo económico de la Administración".

Estos sistemas avanzados están equipados con un sensor que mide la glucosa en el líquido intersticial y envía la información al algoritmo de control cada cinco minutos. El algoritmo decide las cantidades de insulina que necesita la persona y la bomba de insulina la infunde mediante el catéter de forma automática, ajustándose en tiempo real a las necesidades del paciente.

Además, estos sistemas son inteligentes y tienen la capacidad de autoaprendizaje para mejorar su rendimiento y personalizar la infusión de insulina, como destaca la investigadora.

Estas características ofrecen numerosas ventajas para las personas con diabetes tipo 1, como demuestran estudios anteriores realizados por este equipo de investigadores. Estos sistemas de asa cerrada permiten aumentar el tiempo que se encuentra la persona en un rango glucémico óptimo, reducir la hemoglobina glicosilada, disminuir el riesgo de hipoglucemias, mejorar la calidad del sueño y aumentar la satisfacción general del usuario.

Por el momento, estos sistemas de asa cerrada solo se utilizan en el control de la diabetes tipo 1, pero se espera que en el futuro también se puedan aplicar a pacientes con diabetes tipo 2.