Extremadura supera Aline y está lista para futuras adversidades

Extremadura supera Aline y está lista para futuras adversidades

La comunidad autónoma de Extremadura se encuentra en plena normalidad después del paso de la borrasca Aline. Además, está preparada para afrontar nuevos fenómenos similares que pudieran presentarse en los próximos días.

El consejero de Presidencia, Interior y Diálogo Social de la Junta de Extremadura, Abel Bautista, explicó que los datos disponibles no indican que las posibles borrascas anunciadas para los próximos días sean algo excepcional o fuera de lo normal.

Afortunadamente, no se han reportado desgracias personales y la Junta ha actuado con prevención y rapidez. Incluso, la presidenta de la Junta, María Guardiola, que se encontraba en el Senado, mantuvo contacto constante con la situación.

Bautista destacó que la Junta de Extremadura fue precavida y activó el nivel cero del Plan Inuncaex para poner en prealerta a todos los recursos y efectivos disponibles, garantizando la protección de los ciudadanos.

Asimismo, se trabajó en colaboración con diversas administraciones, convocando al Comité de Dirección del Inuncaex, y se tomó la decisión de mantener las casas evacuadas en Valdebótoa y Gévora por precaución.

El consejero explicó que se decidió esperar para evaluar el cauce del río y, a partir de las 23 horas, se determinó que todo estaba en completa normalidad. Ya en la mañana siguiente, se desactivó todo el plan.

En cuanto a las borrascas anunciadas por la Aemet, Bautista afirmó que están preparados y cuentan con la normativa necesaria para responder a posibles incidentes. En cualquier caso, confía en la colaboración de otras instituciones para hacer frente a estas situaciones.

En resumen, la Junta de Extremadura se muestra preparada y lista para enfrentar los posibles desafíos que puedan surgir en los próximos días, aunque hasta el momento no existen indicios de que sean eventos excepcionales o fuera de lo común.

Categoría

Extremadura