24h Extremadura.

24h Extremadura.

Guardiola critica a Sánchez por querer un país a su servicio en lugar de servir a su país.

Guardiola critica a Sánchez por querer un país a su servicio en lugar de servir a su país.

La presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola, ha expresado su agotamiento ante los constantes "delirios" y el "espectáculo" que está generando Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo central, con su periodo de reflexión sobre su continuidad al frente del Gobierno nacional. Considera que mientras se centre la atención en él, se desatienden los problemas reales de los ciudadanos.

En su declaración institucional del pasado lunes, Sánchez fue, según Guardiola, "bastante previsible", enviando un "mensaje clarísimo" de querer un país a su disposición, en lugar de servir al país. Critica que el presidente del Gobierno busque eliminar la pluralidad, la discrepancia y fomente la polarización y la crispación en la sociedad.

Guardiola resalta que Sánchez ha llamado a una movilización social que, en su opinión, se centra en su propia militancia, lo cual considera un error. Subraya que ella no contribuirá a los deseos del presidente y prefiere enfocarse en los problemas de Extremadura, como el sistema de financiación autonómica, las infraestructuras, la alta velocidad, el reto demográfico y la salud.

La presidenta defiende que hay asuntos más importantes que los delirios de Sánchez y sostiene que rechaza el espectáculo que considera está montando. Critica la percepción de algunos de que Sánchez es el amo y el resto de los españoles sus siervos, y destaca que ella está en la política para defender los intereses de la región y sus habitantes.

Ante acusaciones de Miguel Ángel Gallardo sobre unas supuestas vacaciones el año pasado, Guardiola aclara que no ha tenido ese descanso y recuerda la importancia de recuperar energías. Critica también la actitud de Sánchez hacia los medios de comunicación y los jueces, a los que acusa de parcialidad según le convenga.

Finalmente, la mandataria extremeña considera que Sánchez está poniendo en riesgo la democracia y reitera su compromiso de no participar en el espectáculo mediático que él genera. Su enfoque sigue siendo la defensa de los intereses de la región y de sus habitantes, lejos de las polémicas que desvían la atención de los problemas reales.