Incendio arrasa 176 hectáreas en Piornal debido a la quema de restos vegetales

Incendio arrasa 176 hectáreas en Piornal debido a la quema de restos vegetales

En Piornal (Cáceres), un hombre de 60 años está siendo investigado como presunto autor del incendio forestal que tuvo lugar el pasado 22 de diciembre en el paraje Peñas Negras. Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil llevaron a cabo la investigación, la cual permitió identificar el origen del fuego en una parcela destinada al cultivo de castaños. Allí se observó la acumulación y quema de restos de hojas y erizos de estos árboles.

De acuerdo con las pesquisas de los agentes, el hombre habría actuado de manera negligente al realizar la quema de los residuos vegetales, sin tomar las medidas de seguridad necesarias. Esto provocó que el fuego se propagara al matorral colindante, dando lugar al incendio forestal. La Guardia Civil ha informado de estos detalles en una nota de prensa.

El incendio afectó a una superficie de 176 hectáreas de masa forestal, siendo 125 hectáreas de bosque de robles y el resto de matorral de montaña. Fue extinguido al día siguiente gracias a la intervención de numerosos medios de extinción de incendios de la Junta de Extremadura, incluyendo un helicóptero, tres camiones autobomba y 23 bomberos forestales.

El investigado ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción, en funciones de Guardia de Plasencia (Cáceres), junto con las diligencias instruidas por el SEPRONA, el informe técnico ocular y el resto del atestado elaborado por los agentes.

La Guardia Civil recuerda que la quema de residuos agrícolas o forestales está sujeta a una normativa específica que debe ser respetada, ya que su incumplimiento puede conllevar sanciones administrativas o penales. Además, hacen un llamamiento a la colaboración ciudadana para prevenir y denunciar los incendios forestales, los cuales representan un grave peligro para el medio ambiente y la seguridad de las personas.

Tags

Categoría

Extremadura