La apertura del centro de Amazon en Badajoz se retrasará al menos 2 años, aunque la Junta hará todo lo posible para agilizar su inauguración.

La apertura del centro de Amazon en Badajoz se retrasará al menos 2 años, aunque la Junta hará todo lo posible para agilizar su inauguración.

MÉRIDA, 4 Oct.

El centro logístico de Amazon en la Plataforma Logística de Badajoz no abrirá al menos los próximos dos años, aunque la Junta de Extremadura seguirá trabajando para que el proyecto vea la luz "lo antes posible".

De este modo lo ha señalado el consejero de Economía, Empleo y Transformación Digital, Guillermo Santamaría, quien ha informado de que este pasado martes se ha reunido con responsables de Amazon para abordar la situación exacta del proyecto empresarial, y que éstos le comunicaron que la empresa no dispone de una fecha de apertura, algo que supone una "expectativa truncada".

Así, la decisión de Amazon se produce, según informaron sus responsables al consejero, debido a al "reajuste en sus previsiones de crecimiento de negocio en Europa sobre el plan inicial de expansión basado en cifras de venta del periodo Covid", lo que lleva a que la empresa "no dispone de una fecha de apertura del centro en Badajoz" y que "al menos en los próximos dos años no procederán a su puesta en funcionamiento".

En todo caso, en rueda de prensa este miércoles en Mérida, y tras reconocer que "las empresas están sometidas a muchos condicionantes y deben tomar decisiones complejas", el consejero ha subrayado que la Junta de Extremadura va a seguir trabajando para que este proyecto pueda ver la "luz lo antes posible".

"Seguiremos en continuo diálogo con la empresa para tratar en la medida de nuestras posibilidad como Gobierno autonómico para ayudar a la apertura del centro lo antes posible", ha recalcado Santamaría, quien ha apuntado que Amazon no ha recibido "en ningún momento" ayuda económica ni subvención por parte de la Junta ni del Ayuntamiento de Badajoz, así como que la empresa ha pagado "todas sus licencias".

Al mismo tiempo, en su comparecencia ante los medios el consejero ha recordado que en el traspaso de poderes realizado por el anterior Ejecutivo regional no se incorporó "ninguna información respecto del estado" del proyecto, pese a que el mismo "conocía perfectamente" el extremo comunicado ahora por Amazon y "nunca informaron de ello ni a los extremeños ni al Gobierno en el traspaso de poderes".

Esto ha llevado a que "se ha generado una expectativa irreal de plazos y de generación de empleo", ha reconocido el consejero, quien frente la "falta transparencia poco ejemplar" del Gobierno regional anterior, ha incidido en que el nuevo Ejecutivo autonómico trasladará únicamente "certezas" y "realidades" sobre iniciativas empresariales, manteniendo en todo caso siempre la "prudencia" para transmitir "credibilidad y certidumbre".

"El actual Gobierno de Extremadura no va a jugar con las expectativas de los extremeños y vamos a ser claros y a contarles la verdad", ha incidido. "Vamos a ser un Gobierno de últimas piedras, no de primeras. Vamos a ser un Gobierno de realidades, no un Gobierno de humo", ha recalcado.

En concreto, en cuanto a las claves del cambio en las expectativas de la expansión de Amazon en Badajoz, el consejero ha indicado que la empresa ha comunicado a la Junta que "en estos momentos la coyuntura mundial hace que trasladen que no sería rentable abrir el centro por la falta de negocio suficiente como para que fuera rentable", aunque "no descartan su apertura en el futuro", y han dejado "constancia clara de que al menos durante los próximos dos años no se va a abrir el centro".

En cuanto a las instalaciones con las que ya cuenta Amazon en Badajoz, Santamaría ha explicado que, una vez que en su momento la Junta vendió "a precio de mercado" el suelo de la Plataforma Logística, el centro de Badajoz es propiedad de dicha empresa y que "lo tiene mantenido y vigilado y está a disposición de la compañía para el momento en que decidan ponerlo en funcionamiento".

Finalmente, y tras subrayar que "hay que ser comprensivos con la empresa", a la que "tiene que salirle la cuenta de resultados" y, por ello, "de momento hay que esperar", el consejero ha incidido en que seguirá trabajando la Junta en "cuidar" a las empresas y autónomos para que crezcan, y para atender a todos los "grandes" proyectos industriales en la región, como la fábrica de diamantes de Trujillo o la gigafactoría de baterías de Navalmoral, sobre los cuales ha incidido en que no hay "por qué dudar".

"Nosotros estamos atendiendo a todos los grandes proyectos industriales y no vamos a emitir opiniones ni a dudar de la viabilidad de ninguno de los proyectos. Estamos trabajando con la fábrica de diamantes, con Envision también, con todos los grandes proyectos", ha concluido Santamaría, quien ha defendido que "en principio" sobre el resto de proyectos industriales en la comunidad no hay "por qué dudar".

Tags

Categoría

Extremadura