24h Extremadura.

24h Extremadura.

La Ciudad de la Infancia de Mérida cobrará entrada en agosto para regular la afluencia de visitantes.

La Ciudad de la Infancia de Mérida cobrará entrada en agosto para regular la afluencia de visitantes.

En la bulliciosa Ciudad de la Infancia de Mérida, el alcalde Antonio Rodríguez Osuna ha anunciado que la tan esperada inauguración tendrá lugar a finales de verano, posiblemente en el mes de agosto. Además, se está considerando la posibilidad de implementar un "cobro simbólico" para regular el acceso a esta impresionante instalación.

Según Osuna, este cobro simbólico no implicaría un pago cada vez que los usuarios visiten la Ciudad de la Infancia, sino que se establecería algún tipo de tarjeta anual u otro dispositivo para controlar el acceso de manera adecuada.

El proyecto de la Ciudad de la Infancia, valorado en 3,7 millones de euros, contará con diversas zonas de juego para niños, incluyendo un gran castillo infantil de 13 metros de altura que se espera sea uno de los más grandes de Europa. También se contempla una segunda fase que incluirá la expansión de la Calle Diego María Crehuet hasta la Avenida Extremadura.

El alcalde ha manifestado la intención de comenzar la licitación de esta segunda fase este mismo año, para garantizar una continuidad en el desarrollo de la instalación. Además, se ha confirmado que la Ciudad de la Infancia tendrá horarios de apertura y cierre, con el objetivo de favorecer la vigilancia y el mantenimiento adecuado del espacio.

Osuna ha destacado que el Ayuntamiento de Mérida no tiene intención de obtener beneficios económicos a través de la Ciudad de la Infancia, sino que se financiará con presupuesto y recursos propios. Asimismo, se está considerando la implementación de un sistema de control de acceso, como podría ser una tarjeta digital, para garantizar un buen mantenimiento de la instalación.

En resumen, la Ciudad de la Infancia de Mérida se perfila como un recurso de gestión pública destinado a brindar diversión y entretenimiento a los más pequeños, con un enfoque en la seguridad, la vigilancia y el mantenimiento a largo plazo, sin buscar beneficios económicos a través de su operación.