Las economías de Badajoz y Extremadura encaran un futuro lleno de incertidumbre en 2024, alerta la Cámara de Comercio

Las economías de Badajoz y Extremadura encaran un futuro lleno de incertidumbre en 2024, alerta la Cámara de Comercio

MÉRIDA, 2 Ene.

Las economías de la provincia de Badajoz y de Extremadura enfrentan --después de un segundo trimestre de 2023 marcado por "contrastes"-- un horizonte "incierto" en 2024, ya que los indicadores muestran señales de una "recuperación" protagonizada por "importantes desafíos".

Así se desprende del nuevo informe de la Cátedra de Competitividad de la Cámara de Comercio de Badajoz, que concluye que, aunque las economías de Badajoz y Extremadura han mostrado comportamientos "dispares" a lo largo de 2023, la "mejora" en los indicadores al cierre del año sugiere un escenario de "recuperación gradual", aunque las "incertidumbres externas" podrían influir en su trayectoria futura.

Con ello, la economía de la provincia de Badajoz y de la región de Extremadura han experimentado un 2023 caracterizado por "oscilaciones" en su actividad económica, según revelan los datos del Indicador Sintético de Actividad Económica (ISAE). Tras una desaceleración inicial, ambos territorios han transitado por caminos divergentes durante el segundo trimestre, manteniendo "incertidumbre" sobre su evolución futura, explica en nota de prensa la Cámara de Comercio de Badajoz.

Durante el segundo trimestre del año (2023T2), Badajoz registró un aumento en su actividad económica con un crecimiento del indicador sintético de +2,2 puntos, mientras que Extremadura experimentó una disminución de -1,1 puntos en el mismo periodo. Esta tendencia contrastante se mantuvo a lo largo de la segunda mitad del año, con Badajoz reduciendo su actividad en el tercer trimestre y previendo una "ligera mejoría" en el cierre del año, mientras que Extremadura mostró una "recuperación" en el cuarto trimestre tras una baja en el tercer trimestre.

El análisis de los indicadores parciales revela que, a pesar de las variaciones trimestrales, el último trimestre de 2023 ha sido "favorable" para ambas economías. En Badajoz, indicadores como las matriculaciones de turismos, pernoctaciones en establecimientos hoteleros y exportaciones de bienes mostraron un comportamiento "positivo", con aumentos de +4,8 puntos, +4,2 puntos y +3,5 puntos, respectivamente.

A nivel empresarial, el índice de confianza empresarial y las empresas inscritas en la Seguridad Social en Badajoz también experimentaron un "leve" avance de +0,8 puntos cada uno.

Sin embargo, el consumo de productos petrolíferos sufrió un "retroceso notable" de -2,5 puntos.

En el panorama regional, las perspectivas futuras para Badajoz y Extremadura dependen en gran medida de las condiciones nacionales e internacionales que se presenten a lo largo de 2024, especialmente en un contexto marcado por la "inestabilidad geopolítica" y "tensiones inflacionarias".

Asimismo, la diversidad de tasas de variación entre distintos sectores indica la necesidad de un análisis detallado para comprender la complejidad de estos fenómenos económicos.

Cabe recordar, finalmente, que la Cámara de Comercio de Badajoz ha puesto en marcha la Cátedra de Competitividad fruto de su acuerdo con la Universidad de Extremadura, con el objetivo de obtener información técnica, científica y útil sobre el tejido empresarial de la provincia que facilite a las empresas alcanzar conclusiones y tomar decisiones beneficiosas. Bajo esta premisa, se publican informes periódicos como este barómetro.

Categoría

Extremadura