24h Extremadura.

24h Extremadura.

Registro de médicos objetores de conciencia para abortos será creado por la Junta.

Registro de médicos objetores de conciencia para abortos será creado por la Junta.

En una decisión polémica, la Junta de Extremadura ha anunciado la creación de un registro de médicos objetores de conciencia para la interrupción voluntaria del embarazo, en un intento por regular esta prestación en la comunidad.

El proyecto de decreto de la Consejería de Salud y Servicios Sociales ya está redactado y se encuentra en fase de consulta pública previa y presentación de sugerencias.

Una vez aprobado, el registro incluirá tanto a profesionales de la sanidad pública como de la privada, adscrito a la dirección general de calidad sanitaria para facilitar la gestión de la interrupción voluntaria del embarazo.

La confidencialidad y el cumplimiento de la normativa de protección de datos serán aspectos fundamentales en el manejo de este registro.

Accederán a él las autoridades competentes en salud, así como los centros sanitarios privados en casos específicos.

El proyecto de decreto busca garantizar el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en condiciones favorables para la protección de los derechos fundamentales de las mujeres, asegurando el acceso oportuno y la atención necesaria antes y después del procedimiento.

Además, se establecen requisitos estrictos para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo, incluyendo la necesidad de consentimiento informado por escrito, la intervención de médicos especialistas y la realización preferiblemente en centros sanitarios públicos o acreditados.

En cuanto a la edad mínima para solicitar la interrupción del embarazo, se establece a partir de los 16 años sin necesidad de consentimiento de representantes legales, aunque existen normativas específicas para menores de 16 años.

Se podrá interrumpir el embarazo dentro de las primeras 14 semanas de gestación mediante solicitud de la mujer embarazada, y en casos excepcionales por causas médicas graves que pongan en riesgo la vida o la salud de la gestante.

En definitiva, la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo en Extremadura busca garantizar el respeto a los derechos de las mujeres y la seguridad en la prestación de este servicio de salud reproductiva. Es un paso hacia adelante en la protección de la salud y los derechos de las mujeres en la región.