Unidas por Extremadura denuncia un planteamiento central de los Presupuestos "injusto e ineficaz" y exige su devolución.

Unidas por Extremadura denuncia un planteamiento central de los Presupuestos

MÉRIDA, 7 Dic.

El Grupo Parlamentario Unidas por Extremadura ha presentado este jueves una enmienda de totalidad a los Presupuestos Generales de Extremadura (PGEx) para 2024 en la que solicita su devolución por considerar que las primeras cuentas del gobierno de la "popular" María Guardiola tienen un planteamiento central "manifiestamente injusto e ineficaz".

"Las políticas plasmadas en el primer presupuesto del gobierno de derechas representan una continuación de las peores herencias dejadas por los gobiernos anteriores, profundizan en algunas de ellas y agregan otras que nos alejan del camino necesario para enfrentar los problemas de despoblación, desempleo y precariedad, que son los grandes males de esta región. En cambio, nos dirigen hacia un futuro aún más oscuro", ha expresado Unidas en su enmienda.

El grupo ha indicado que, en lugar de intentar competir con otras regiones que tienen un modelo económico basado en paraísos fiscales, estos presupuestos podrían ser el primer paso de una política que vacíe las arcas y deteriore los servicios públicos, sin lograr el tan ansiado atractivo para los inversionistas.

En la enmienda, recogida por Europa Press y firmada por la portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, se destaca la necesidad de superar las situaciones actuales de la región, fruto principalmente de tendencias que se han mantenido en el tiempo y que requieren un enfoque decidido para superarlas.

"Las recetas aplicadas históricamente por los gobiernos del PSOE no han sido efectivas a la hora de abordar esta tarea. A pesar de nuestra previa escepticismo, hemos analizado con interés la propuesta presentada por el nuevo gobierno extremeño, pero nos encontramos con que en resumen, se profundizan en las políticas que han llevado a Extremadura a la situación en la que se encuentra en la actualidad", ha señalado.

Además, Unidas por Extremadura ha asegurado que calificar estos presupuestos como "los más sociales de la historia" es algo que se repite en los gobiernos, pero para que esto sea cierto, es necesario realizar un análisis más exhaustivo.

En este caso, han destacado que la verdadera intención del nuevo gobierno es implementar políticas neoliberales que están en su esencia, algo que se ha evidenciado desde el inicio de la legislatura con medidas fiscales que benefician a la minoría más rica de la región y perjudican a la mayoría de la población que se encuentra en las clases medias y bajas.

En consecuencia, la Junta ha presentado un presupuesto que profundiza en la injusticia fiscal, a pesar de exigir al Gobierno central un aumento de las transferencias. Todo esto ocurre en un contexto de crecimiento de la desigualdad y del riesgo de pobreza, debido a la inflación y al encarecimiento de los productos básicos, justo cuando la sociedad requiere un mayor esfuerzo en políticas redistributivas por parte de las autoridades públicas.

Esta apuesta por la reducción de ingresos coincide con previsiones macroeconómicas positivas para la región, estimadas en un 2,04 por ciento.

Por lo tanto, Unidas por Extremadura ha afirmado que el planteamiento central de estos presupuestos es manifiestamente injusto e ineficaz, ya que va en contra de los principios de reparto justo y equilibrado de los esfuerzos y no logrará aumentar la recaudación ni la inversión, como promete la derecha.

Además, han señalado que, a pesar de que los ingresos del Sistema de Financiación Autonómica han aumentado, el gasto en educación, sanidad y servicios sociales apenas ha subido un 4,11 por ciento, mientras que las transferencias del SFA han crecido un 15,5 por ciento, lo que implica un incremento de 593 millones de euros que no se ha reflejado en estos servicios fundamentales.

En el ámbito de la sanidad, Unidas por Extremadura considera que los avances son insuficientes para resolver los problemas del sistema sanitario público de Extremadura.

También ha criticado los recortes en programas presupuestarios que demuestran la inclinación ideológica conservadora de este presupuesto, como el recorte del 6,19 por ciento en el programa de Inclusión Social y el recorte del 2,36 por ciento en los programas y servicios para la juventud.

Asimismo, han mencionado los recortes en el programa de Teatro, Música y Cine, que implican una reducción de casi el 17 por ciento, y han calificado de especialmente cruel el recorte en Cooperación al Desarrollo.

Unidas por Extremadura también ha criticado la falta de una hoja de ruta clara en la política económica y ha afirmado que las políticas de empleo, vivienda e igualdad son insuficientes y siguen favoreciendo al sector privado en lugar de garantizar derechos básicos.

En conclusión, consideran que este presupuesto, lejos de garantizar el bienestar de la región, prioriza los intereses de algunos sectores y desatiende las necesidades urgentes de la sociedad extremeña.

Tags

Categoría

Extremadura