24h Extremadura.

24h Extremadura.

Manifestación en Mérida en apoyo a la Ley de Memoria Democrática ante intentos de derogación.

Manifestación en Mérida en apoyo a la Ley de Memoria Democrática ante intentos de derogación.

Familiares de víctimas del franquismo, miembros del Movimiento por la Memoria Histórica y Democrática extremeña y civiles de a pie se han congregado este sábado en la Plaza de España de Mérida para mostrarse en contra de los "intentos" de "derogar o reformar sustancialmente" la actual Ley de Memoria Histórica y Democrática de Extremadura.

Para ello, parte de los cerca de 300 manifestantes concentrados frente al consistorio emeritense han alzado pancartas color verde, rosado y negro que llevaban impreso el lema "Dignidad y Memoria", algo que han reivindicado como un derecho humano por el que seguirán luchando para dignificar a las víctimas del franquismo.

Sentada en primera fila mientras se daba lectura al manifiesto del movimiento se encontraba María Castilla, mujer oriunda de Llerena cuya abuela fue fusilada el 2 de septiembre de 1936 y por cuya memoria pide que no se de "ni un paso atrás" ya que, asegura, los familiares lo único que desean es recuperar a sus muertos y rendirles el homenaje que merecen y nunca tuvieron.

Cerca de ella, también se encontraba Fátima Robledo, nieta del primer alcalde republicano de Malcocinado (Badajoz), Cayetano Robledo Llorente, quien fue fusilado junto a otras cuatro personas el 17 de octubre de 1936, tras haber sido detenido cuando salió de su escondite para visitar a su recién nacido hijo.

En su caso, Robledo recuerda cómo su abuela sembró en ella el germen de la lucha para recuperar los restos de su abuelo y así poder inhumarlos junto a ella, pese a que se vio obligada a convertirse en una de aquellas "voces dormidas" que no pudieron hablar por temor a las represalias contra sus hijos.

"Esto no es una cuestión de partidos políticos ni de ideologías, sino de unos derechos humanos que todos tenemos que respetar", ha recalcado ante los medios Robledo, al tiempo que ha insistido en que los concentrados en la capital autonómica lo único que desean es "defender la dignidad de todos los que fueron represaliados" y lograr que tengan un lugar al que llevarles flores y en el que estén enterrados "dignamente".

Entre los asistentes, también se encontraba el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Armhex), José Manuel Corbacho, quien ha tildado de "falaz y erróneo" el argumento que, ha señalado, sostiene el Ejecutivo regional de que "la actual ley vigente no incluye a todas las víctimas".

En este sentido, Corbacho ha advertido de la existencia de "movimientos inquietantes" como la "sustancial modificación" y "reducción" en las partidas presupuestarias que, además, ha recordado, "han cambiado de nombre" al haber sido bautizadas como partidas dedicadas a "actividades de reconciliación y concordia".

El presidente de Armhex, también ha señalado que la actual norma se ajusta a "todos los cánones de la legislación internacional que es obligatoria en España", una legislación de las Naciones Unidas que está basada en los principios generales de Justicia, reparación y garantías de no repetición.

Sobre la supuesta intención del Gobierno autonómico de ponerse en contacto con el movimiento para dialogar, el portavoz de la Coordinadora Memorialista de Extremadura, José Hinojosa Durán, ha asegurado que, por el momento, no han sido oficialmente convocados a ninguna reunión.

No obstante, Hinojosa se ha mostrado firme a la hora de asegurar que, aunque están dispuestos a dialogar, no dudarán en volver a salir a las calles como lo han hecho este sábado ya que, para ellos, "con ley o sin ley", la memoria de las víctimas del franquismo en Extremadura "no se va a tirar por tierra" como, ha lamentado, "parece que quiere" la Junta.

Cabe recordar que el pasado mes de julio el Movimiento de Asociaciones y Colectivos de Memoria Histórica y Democrática de Extremadura ya puso de manifiesto su "rechazo unánime al anuncio de PP y Vox de derogar las políticas institucionales de memoria democrática".

Es por esto que, durante la lectura del manifiesto se ha recalcado que "quizás cancelen la ley, pero no el derecho" de los familiares a "conocer y restituir la dignidad de las víctimas del franquismo que fueron precursoras de la lucha por la dignidad humana, las libertades y la democracia".