Dueño del tendido eléctrico bajo investigación por supuesto inicio de incendio forestal en Valencia de Alcántara

Dueño del tendido eléctrico bajo investigación por supuesto inicio de incendio forestal en Valencia de Alcántara

CÁCERES, 24 Oct.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Valencia de Alcántara (Cáceres) han llevado a cabo una investigación sobre el propietario del tendido eléctrico que presuntamente fue responsable de un incendio forestal el pasado mes de agosto en la zona de la Virgen de la Cabeza de dicho término municipal.

La investigación se inició cuando los agentes del Seprona fueron informados del incendio que se declaró en esa área, el cual estuvo activo y sin control durante 48 horas.

El incendio fue estabilizado dos días después, controlado el día 11 y finalmente extinguido el 22 de agosto. Debido a su cercanía a áreas habitadas, fue declarado en dos ocasiones como nivel uno, lo que llevó al desalojo de tres complejos de casas rurales y un cortijo habitado, afectando a un total de 50 personas.

El incendio afectó a más de 318 hectáreas de terreno que incluía diversas especies arbóreas como eucaliptos, castaños, encinas y alcornoques, así como una masa forestal de pasto y matorral.

Desde el principio, los agentes del Seprona actuaron de manera eficiente para acotar la zona de inicio del incendio y, una vez que los medios de extinción controlaron la situación, se centraron en investigar las causas.

Las pruebas recopiladas durante la investigación indican que el fuego no se originó en el punto de inicio, sino en el lugar donde los cables del tendido eléctrico aéreo de alta tensión entraron en contacto con las copas de los árboles.

Esta interacción de los cables con las ramas podría haber generado un arco eléctrico que, combinado con el tipo de combustible presente, provocó una rápida ignición de los materiales incandescentes que caían al suelo, según la Guardia Civil.

Como resultado de la investigación, con las pruebas obtenidas, se ha procedido a la investigación penal del propietario de la línea eléctrica por un delito de incendio forestal por imprudencia grave. Se le acusa de no haber realizado las labores de mantenimiento necesarias en la línea de alta tensión y de no justificar las acciones de mantenimiento de la vegetación bajo el tendido eléctrico.

Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valencia de Alcántara.

Tags

Categoría

Extremadura